Noticias

IV Encuentro Planeta Responsable
8
Mar

Las estrategias empresariales a largo plazo, claves en la sostenibilidad del planeta

  • Expertos de una quincena de entidades, empresas y medios de comunicación coinciden en la importancia de definir las líneas de actuación sin pensar en resultados inmediatos.
  •  Planeta Responsable se afianza un año más como foro de referencia de la innovación, la sostenibilidad y la responsabilidad social corporativa.

“Las compañías no saben para qué realizan estrategias de responsabilidad corporativa y desarrollo sostenible”. Así de tajante se mostró desde KPMG, José Luis Blasco, en su ponencia Lecciones Aprendidas en la definición de estrategias de sostenibilidad corporativa impartida en Planeta Responsable. La cuarta edición de este foro de referencia reunió el pasado 27 de febrero en Barcelona a una veintena de directivos expertos en la materia procedentes de entidades como la UNESCO y multinacionales como Acciona, Toyota, Nestlé, Coca-Cola, Havas y Abertis con el fin de contrastar las respectivas líneas de actuación y casos prácticos de sus respectivas corporaciones para atajar a tiempo el diagnóstico pesimista de la consultora.

“La internacionalización, la reducción de deuda y la eficiencia en los costes parecen ser la estrategia común. Sin embargo, los objetivos que realmente merecen la pena son los transformadores de la realidad”, añadió Blasco.

Una realidad que fluctúa vertiginosamente y obliga a las empresas a “estar muy atentas ante la velocidad de los hechos”, tal y como expuso en su discurso de bienvenida el presidente de Grupo Planeta, José Creuheras: “Tenemos que reflexionar y pensar en qué hacer para cambiar las cosas y hacerlas mejores. Espero que estas jornadas sirvan para concienciar y hacer esta sociedad un poco mejor”.

En la misma línea, el profesor de Estrategia de la IESE Business School, Mike Rosenberg, instó a las compañías a “adaptarse y estar preparadas ante la revolución global”; un momento de cambio que puede verse truncado por acontecimientos socio-políticos como la llegada de Donald Trump al poder.

“Hemos pasado de tener un aliado en la tabla de mandos de la Casa Blanca (Barack Obama) a un pirómano que parece entusiasmado en echar más gasolina”, espetó el director y editor de la revista Ethic, Pablo Blázquez, para quien “evidentemente existen muchos agentes y sectores interesados en restar credibilidad a los hallazgos científicos” que en su práctica totalidad responsabilizan al hombre de la “evidencia” del cambio climático.

Frente al peso e influencia de las petrolíferas y los negacionistas, empresas como Acciona consideran que el problema reside en la inversión en energías fósiles, que tiene consecuencias como la oscilación térmica, las emisiones, la acidificación de los océanos o los desplazados climáticos. Circunstancias que, según su presidente José Manuel Entrecanales Domecq, nos han conducido hacia una “situación crítica”. “El 68% de las emisiones provienen de la energía”, sentenció antes de insistir en la necesidad de “doblar las inversiones en renovables y reducir a la mitad las inversiones en combustibles fósiles”.

“Existen unas cantidades siderales de apoyo al sector que deberíamos estar diluyendo. La regulación es la esencia”, concluyó Entrecanales Domecq en su clase magistral El imperativo de la sostenibilidad.

A pesar de ello, su director general de Sostenibilidad, Juan Ramón Silva, considera que “las energías renovables viven una situación dulce” merced al “gran desarrollo en eficiencia” experimentado en los últimos años y en la “mejora en vida útil de los aerogeneradores”, que han pasado de contar con una esperanza de vida de 25 años a rondar los 40.

Desde la multinacional española reconocen haber asumido el compromiso de “ser neutrales en carbono y compensar las emisiones que no hayamos podido reducir”, así como otras medidas como “la elaboración de un mapa de riesgo climático para nuestros negocios y el incremento de la formación a los empleados”.

LA SOSTENIBILIDAD, COSA DE TODOS

En este sentido, Planeta Responsable también ha desvelado que la sostenibilidad no es algo exclusivo de las grandes compañías energéticas. De hecho, las emisiones de CO₂ y la generación de residuos también resultan preocupantes para el sector de la alimentación. Por este motivo, Nestlé tampoco escatima recursos en investigación a través de sus observatorios anuales que le permiten detectar los malos hábitos de sus clientes a corregir con el desarrollo de productos más saludables y respetuosos con el medio ambiente.

“Según la FAO producir un kilo de legumbres consume 260 veces menos agua que para obtener la misma cantidad de carne”, explicó la responsable en España de Nutrición, Salud y Bienestar, Ana Isabel Aragón, quien también insistió en la importancia en el hábito de planificar los menús y no acabar tirando comida a la basura para llevar a cabo una dieta más sana que contrarreste el consumo de carnes rojas. “Las carnes de rumiante producen 250 veces más emisiones de CO₂ que las legumbres”, puntualizó en la presentación de la herramienta Menu Planner que, además de promover la educación en la nutrición, “nos ayuda a ser más respetuosos con el planeta”.

Tanto en el sector de la alimentación y las bebidas como en el resto, empresas familiares como Bodegas Muga también tienen mucho que decir al respecto y pueden servir como ejemplo a la hora de plantar cara al cambio climático.

Desde el cultivo razonado, hasta las prácticas sostenibles de labrado y secado; pasando por el uso exclusivo de productos biodegradables, la colaboración con estudios ornitológicos, la creación de hábitats para insectívoros o la inversión en máquinas eficientes de menor consumo son solo algunas de las medidas adoptadas por la empresa en la elaboración de sus caldos. “En la bodega, el 90% de la electricidad proviene de energías renovables y potenciamos el autoconsumo de la biomasa. Además, contamos con una tonelería propia en la que únicamente utilizamos robles de bosques sostenibles certificados”, explicó Eduardo Muga, miembro de la tercera generación de la bodega riojana: “Para nosotros, el medio ambiente tiene un claro componente económico, esos cultivos son los que nos permiten hacer un vino de calidad. Es un win-win total”.

ESFUERZOS DESDE LA AUTOMOCIÓN

Tradicionalmente, uno de los sectores más señalados como contaminantes es el automovilístico. Sin embargo, fabricantes como Toyota también llevan años investigando y desarrollando alternativas a los combustibles fósiles. “Hace 20 años lanzamos el primer Prius, el primer vehículo híbrido del mundo. En 1997 tenía un coste altísimo y venimos desde entonces trabajando en los consumos, sus emisiones y la amortización en sus costes”, señaló su director general de Asuntos Corporativos, Enrique Centeno, en su ponencia Toyota y la movilidad sostenible: del vehículo híbrido al de hidrógeno.

Centeno puso énfasis también en la calidad del aire, “un asunto que cada vez está más presente”. “Tenemos que explorar todas las alternativas, pero el hidrógeno nos permitirá recorrer grandes distancias en el futuro”, añadió tras haber explicado que desde la multinacional japonesa también intentan predicar con el ejemplo en sus fábricas a la hora de “consumir menos agua”.

Otro de los aspectos clave que atañen al sector es el reciclaje de sus componentes. Según Toyota, en la actualidad, “cerca del 90% son reciclables, pero tenemos que resolver el problema del 10% restante”. Por este motivo, los cinco principales productores del mundo formaron hace diez años SIGNUS, “una empresa sin ánimo de lucro, financiada a través de lo que pagamos cada vez que cambiamos un neumático” y que según su director general, Gabriel Leal ha gestionado ya “más de 200 millones de neumáticos” que han sido recogidos, separados en sus respectivos componentes, y debidamente tratados para confeccionar, por ejemplo, suelas de sandalia. Según, la firma de moda sostenible ECOALF, basta con 344 gramos de polvo de caucho de neumático debidamente comprimido para elaborar un par sin ningún tipo de pegamentos.

Después de tres años de investigación, la firma fundada por Javier Goyeneche ya es un referente internacional y ha firmado diversos acuerdos de colaboración con multinacionales como Apple o Starbucks y artistas como Will.I.Am.

‘EMPRESAS CON ALMA’

La sobreexposición a infinidad de impactos e incluso la saturación de mensajes a la que nos exponemos diariamente inciden negativamente en las marcas. De hecho, Havas Media Group sostiene que llega a producirse “un distanciamiento y desconexión emocional” hasta el punto de considerar como “prescindibles” a la mayor parte de ellas.

A través de su estudio Meaningful Brands, la multinacional francesa especializada en comunicación ha querido “indagar qué hay detrás de esto y que pueden hacer las compañías para volver a ser relevantes en la vida de las personas”. La respuesta, según su directora en España, Dionisia Mata, la respuesta es sencilla: “La responsabilidad social corporativa y la sostenibilidad son más que importantes en este sentido”.

Coca-Cola, por ejemplo, tiene claro que “el crecimiento económico debe ir acompañado de un modelo responsable” y que se deben “tener en cuenta los impactos en la comunidad”, tal y como reconoció su directora de RSC, Ana Gascón, en la presentación de las dos últimas iniciativas de la multinacional estadounidense para favorecer la capacitación personal y profesional.

Por una parte, GIRA Jóvenes “pretende dar oportunidades a los jóvenes entre 16 y 23 años identificados por entidades sociales, con entornos complicados y en contexto de fracaso escolar”. Mientras que GIRA Mujeres aspira a “generar mayor motivación y seguridad en las mujeres como agente de cambio en su territorio, impulsar la capacidad de emprender y emplearse adaptando sus expectativas y visión a las oportunidades de su entorno”.

A través de su fundación, Abertis también considera que “Planeta Responsable empieza por nosotros mismos y la educación que damos en casa”, tal y como reconoció su máximo responsable de Relaciones Institucionales y RSC, Sergi Loughney.

Loughney, quien a su vez es director de la Fundación Abertis fue el encargado de presentar el Centro UNESCO para las Reservas de la Biosfera, la alianza de la multinacional catalana de infraestructuras con Naciones Unidas en pos de la preservación de las Reservas de la Biosfera Mediterráneas.

“Desde la empresa privada, al Gobierno de España a través del Ministerio de Medio Ambiente, y hasta una entidad con la reputación de UNESCO. Para nosotros, la reputación es fundamental. Tenemos que devolver lo que la sociedad nos da, y un punto importantísimo es formar parta del Centro UNESCO”, que se ha situado en la sede de la Fundación; un castillo del siglo X levantado sobre ruinas íberas y situado en un parque del Alt Penedès: “Para nosotros es importante ayudar a las administraciones en la sensibilización sobre problemas medioambientales del Mediterráneo. Las empresas tenemos que concienciar y liderar en este ámbito. De hecho, la sostenibilidad se tiene que hacer de manera conjunta entre nosotros y las administraciones y afrontarla entre todos desde una perspectiva de fuerza y de difusión en la educación”.

Desde su posición de jefe de Investigación y Políticas del programa sobre el Hombre y Biosfera de la UNESCO, el coordinador del Centro, Dr. Miguel Clüsener-Godt fue el encargado de clausurar el encuentro, no sin antes resaltar que las Reservas de la Biosfera “son algo del pueblo y para el pueblo” y que, por lo tanto, “están por encima de todas las diferencias que existen en el mundo político”.

EL TIEMPO ACABA DANDO LA RAZÓN

Desde que hace siete años Neox se convirtiese “en la primera cadena temática del país en lanzar una campaña medioambiental” con Una parte de ti ya lo sabe, su Hazte Eco –una de las acciones de responsabilidad social corporativa fruto de la colaboración entre Atresmedia y Grupo Planeta– encadena ya 154 episodios informando sobre medio ambiente en “dos ámbitos: las grandes causas y las iniciativas individuales”, tal y como explicó el director de programación y canales temáticos de Atresmedia, José Antonio Antón. “También hemos firmado un convenio con Greenpeace para trabajar con ellos en la sensibilización medioambiental de la audiencia”; además de otras acciones como ejercer de paraguas en la organización de Planeta Responsable por parte de la editora de revistas de Planeta, Prisma Publicaciones.

En definitiva, el éxito de las empresas y proyectos comprometidos como Hazte Eco reside, tal y como coincidieron la mayor parte de ponentes en la planificación de estrategias a largo plazo. “Trabajar en el largo plazo, significa trabajar sostenible”, sentenció el consultor José Luis Blasco en su diagnóstico. Por este motivo, Planeta Responsable, se compromete a seguir trabajando como foro de debate y altavoz de los expertos y empresas comprometidas con la innovación, la sostenibilidad y la responsabilidad social corporativa.

Escribe una respuesta